Top Menu

Planes que debes catar en Madrid

Por Alejandra Parejo

Publicado en ,

Sale el sol y el barrio de las letras se despierta. Los pantalones se acortan, las faldas salen a saludar. Ahora hay hombros que pasean, piernas que cruzan las calles y una alegría impaciente entre toda aquella gente que lleva meses esperando la primavera.

 

Camino desde la calle León hasta la esquina donde empieza la calle Huertas. Camino con música y me acuerdo de aquella escena de “500 días juntos” en la que el protagonista siente que está en un musical, diferentes personas se unen a un baile en mitad de la ciudad y unos pájaros azules revolotean a su alrededor. Es culpa del sol, sin duda.

 

Llego a Café Central . Un local que no puede ser más de aquí, del Madrid de siempre. Llevan más de 35 años dando conciertos a diario, llenando de música algún que otro corazón. Dicen que llevan más de 35.000 conciertos y yo no puedo imaginarme tal cantidad de música junta. Me siento en la mesa que está pegada al ventanal. Toca un grupo: hay un piano, un bajo y un batería. Sus cuerpos se mueven al unísono, excepto sus manos que van a una velocidad distinta cada una. Pido un vino blanco dulce para que me acompañe. Brindo con un camarero que pasa y me pregunta si me está gustando la banda. Allí son así: cercanos, acogedores, simpáticos. Creo que siempre me siento en casa cuando me planto en aquella mesa que ya casi parece mía.

cafe central madrid

 

Salgo de Café Central, camino unos minutos hasta la calle de la Palma y entro en El Paracaidista . Sus banderas negras ondean en su fachada como diciéndote “entra, entra, te estamos esperando”. Poner un pie dentro de El Paracaidista es un riesgo porque todo, absolutamente todo te va a conquistar. Subo hasta el tercer piso. Allí está su azotea, “El Cubanismo”. Un lugar que te hará viajar en el tiempo desde que cruces el neón que lidera su puerta. Entro y me encuentro con muebles vintage que podrían haber traído de Cuba y que ojalá hubieran puesto en mi salón. Me siento en un chéster y casi puedo saborear aquel Côte Du Rhone La Fiole. Me imagino esa copa de vino blanco con un milhojas con frutas confitadas y vainilla o esa tarta de albaricoque que me planta directamente en casa de mi abuela cerquita del mar.

cubanismo el paracaidista

 

Cuando salgo de allí es ya la hora de comer y, sin darme cuenta, mi cerebro vuela hasta las albóndigas de rabo de toro de “El Paragüas” en pleno centro de Madrid, en la calle Jorge Juan. Es un refugio, un lugar en el que entras y te sientes en casa. Un rincón íntimo y cálido con una luz tenue que ilumina cada mesa para que cada uno pueda tener la conversación que más le apetezca. Acompaño con un vino rosado Le Galoupet la tarta fina de manzana con helado de chocolate blanco. Un baile de sensaciones para el paladar.

 

El paraguas vinos

 

Para terminar el día y celebrar que los almendros ya han conquistado la ciudad, subo al Círculo de Bellas Artes  para ver el atardecer desde el cielo de Madrid, desde 56 metros de altura sobre la Calle Alcalá. Me siento, pido un champagne y me quedo embobada mirando a la estatua de Juan Luis Vasallo, su Minerva, una diosa de la sabiduría y las artes. Sus seis metros y medio de altura me impactan y pienso en que debe pesar muchísimo. Pero claro, la sabiduría debe pesar lo suyo. Levanto mi copa con champagne y brindo con ella.

 

Brindo por Madrid, por sus alturas, por sus bares de siempre, por la música, por el arte. Brindo por poder pasear por aquí, por aprender a disfrutar de una ciudad que está en ebullición. Brindo por todos los planes que quedan por catar, por su gente, por la mía.

 

Alejandra Parejo

Por favor, síguenos en redes sociales:
Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram