Top Menu

THE PILOT

Por R.A.Raga

Publicado en , , , | Etiquetas : ,

Que du vin, s’il vous plaît. Es extraño el azar. Es terriblemente caprichoso. ¿Por qué alguien que pierde la memoria no deja de hablar los idiomas que antes dominaba? ¿Por qué no sabe su nombre, no conoce a sus amigos, no reconoce esos rostros antes familiares pero puede continuar hablando en francés, o en español, o en inglés o italiano? ¿Por qué? Volví a nacer al mundo un uno de enero. Hacía frío. No estaba en el hospital, ni en una sala de urgencias, tampoco en medio del caos de un accidente. Era uno de enero y despertaba en medio del campo, andando, magullado, sentía cierto dolor, en ninguna parte en concreto sino en todo el cuerpo en general. Un primero de año helado. No recuerdo la hora porque no tenía reloj. Sonó el campanario de un pueblo cercano y creí contar hasta doce. Hacía sol y el viento soplaba con fuerza. Monsieur, escuché a mis espaldas. Un hombre elegante –alguien a quien nunca esperarías encontrar en aquel entorno- se acercó hacia mí con una expresión mezcla de compasión y sorpresa. Ça va? No entendí por qué me preguntaba aquello. Ça va, oui. Con un dedo me señaló a la cabeza, en ese momento me sorprendí a mí mismo palpando lo que parecía ser una venda. Vous êtes bien? Accompagnez-moi, je vous en prie.

 

Que du vin, s’il vous plaît. Es francamente aleatorio el azar. ¿Por qué a un hombre amnésico como yo no se le ocurría otra cosa en ese momento que pedir vino? Alors vous avez bien choisi le poste. Me mostró complaciente una botella. La fiole, leí en la etiqueta. Mi interlocutor sonrió e inmediatamente, con un gesto elegante, descorchó la botella. Aquel sonido, aquel simple acto comenzó a traer recuerdos a mi memoria. Igual que aquel vidrio de formas sinuosas se abría al mundo, mi mente –titubeante- empezó a hacerlo también: imágenes en oro y seda, en terciopelo y tul, unos tacones altos y una sonrisa luminosa, dientes blancos, níveos, y un rouge profundo y sensual. Attendez, tomó la copa e inició un ritual que me resultó muy familiar. Tras terminar la cata, me invitó a probar el vino.

 

Las imágenes anteriores ya no eran simples fotografías, diapositivas vitales que se reproducían una detrás de otra, ahora mi mente reproducía una secuencia fílmica, habíamos pasado del montaje eisensteniano a la teoría de la mise en scene de Bazin. Aquellos zapatos de tacón comenzaron a moverse sobre una alfombra antigua -centenaria quizás-, sentí un perfume, no era el de aquel vino, era el perfume de aquella mujer, unas tímidas notas florales acompañadas de un cítrico potente, tenía un cuello espigado, una facciones dulces, unas orejas pequeñas, lóbulos diminutos de donde colgaban dos esmeraldas relucientes, aquella mujer me tomaba de la mano con fuerza, como si me fuera a escapar de un momento a otro y ella quisiera impedirlo. Andiamo, dai. Llegábamos tarde a algún sitio. ¿Dónde? Sus ojos eran expresivos, de un azul intenso, grisáceo en ocasiones, verdoso en otros, todo dependía de los candelabros de plata envejecida que iban alumbrando nuestro camino, las paredes recubiertas con tapices y el frío que traspasaba aquellas robustas paredes de piedra antigua. Superbe, n’est-ce pas? Chateauneuf du Pape, seguí leyendo en la etiqueta. No, aquello tampoco. No me decía nada. No era la botella, ni esa etiqueta, ni siquiera el entorno. Era el vino, ese delicioso licor, el que me hacía evocar aquella escena, tomados ambos de la mano, caminando por una serie de alfombras superpuestas, hasta que ella se paró, dio unos pasos y colocándose frente a mí, ajustó la pajarita, colocó bien la chaqueta del esmoquin y me besó –labios dulces, firmes y sensuales que acariciaron los míos- a continuación tomó el pañuelo que asomaba desde el bolsillo exterior, limpió el carmín de mis labios y sonrió.

 

Deseaba otra copa de aquel vino. Sí, lo necesitaba. Sólo con él lograba recordar. Únicamente con aquel delicioso líquido oscuro había conseguido abrir mi mente. Aspiré profundamente y seguí recordando. Good morning my friend! escuché a mis espaldas. Tweed marrón, cardigan amarillo y corbata verde oscura con topos rojos. Good morning, repitió con su inglés de fuerte acento galo. Era evidente que aquel hombre me conocía. Su insistencia, su abrazo fuerte hasta la extenuación, las palmadas que me prodigaba en la espalda. Era obvio que me conocía muy bien, que probablemente hacía tiempo que no nos veíamos. Everything ok? Welcome back to Brotte. Sorry? contesté. Brotte, my friend. Las bodegas Brotte, en el Ródano, al Sur, el Sur de Francia, de ahí aquellos viñedos en el exterior, este vino, este ritual. ¿Ya no sé acuerda usted? Le pauvre. Está usted con uno de los mejores hombres de nuestra bodega, Monsieur X. Mon cher, le presento a Tom. ¿Tom? O como todos le conocemos, pilot Tom. ¿Piloto? Que du vin, s’il vous plaît.

R.A.Raga

@sundaydandy

Por favor, síguenos en redes sociales:

About The R.A.Raga

6 Thoughts to THE PILOT

  1. Francisco Responder 9 febrero, 2018 en 11:57 am

    Fascinante evocación de un instante , de un aroma, de un vino delicioso.

    #
    • R.A.Raga Responder 10 febrero, 2018 en 9:02 pm

      Muchísimas gracias! Encantado de haber podido transmitir todas esas sensaciones! Y las que quedan! Un fuerte abrazo

      #
  2. Nathalie Responder 9 febrero, 2018 en 1:00 pm

    Hola buenos días mi querido amigo!
    Sublime relato como todos los tuyos!
    Una presentación muy top cómo tú!
    Espero verte pronto para q podamos decir ” que du vin, s’il vous plaît” 😉 xxx

    #
    • R.A.Raga Responder 10 febrero, 2018 en 9:00 pm

      Oooh!!! Siempre halagado!!!Un millón de gracias!!! Un très gros bisou ma chère!

      #
  3. Marie Responder 9 febrero, 2018 en 4:17 pm

    Total y cometamente enamorada de cada palabra, ¡Enhorabuena! Besitos.

    #
    • R.A.Raga Responder 10 febrero, 2018 en 8:58 pm

      Mil gracias! Encantado de que te haya gustado! Un beso enorme

      #

Deja un comentario

Comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Privacy Preference Center

Necessary

Advertising

Analytics

Other

Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram